9 de febrero de 2014

Terapia

Las líneas paralelas,
su obstinación por cruzarse.
Han llegado hipnotizadas
hasta la falsa encrucijada.
Permitieron re    trazos.
Borronearon.
Omitieron puntos negros.
Al trayecto y sus tendencias.
En la dura página
a unos centímetros del borde,
desearon de vuelta
su ángulo ficticio.