29 de diciembre de 2010

Matar Nadires

Chema Madoz


MATAR NADIRES

Aniquilarlas cada noche,

hacer que vomiten tripas

mientras intentan sacar de la peste

su fijeza.

De mis mentiras seriales

nace la Verdad,

despiadada,

al día siguiente,

casi desnuda.

Sin cura

Ilustración de Francisco Lemos



Un buen día los raros

conquistarán al Mundo. Se

multiplicarán y ya no serán tan

raros. Pero allí en la periferia de su

masiva rareza estarán los equis acechando.


21 de noviembre de 2010

La fiesta



, puse una manzana en mi boca
: traté de ser
en ese platón con asas
el de las fiestas
, no fui lechón no pude
no fui alimento tradicional
ni de ocasión


una humana hasta la muerte del último fuego
dormida
no noche caliente tras noche
sino humanidad tras normalidad


no es verdad
pero a quién le importa



6 de noviembre de 2010

Amor

a Rodolfo


Hay pasos que se dan porque ya estaban.

Justo antes de levantar el pie, tu pisada firme sobre la tierra yace "en espera de". Aguarda en paz. Como quien espera a un amante que mucho se ha besado. 










19 de septiembre de 2010

Tech-simplicity (experimental)




María recibe decenas de videos pornos de Sofía en su blackberry. Sonríe. Recién salió de la oficina.

Sofía vive en Bogotá. María en la ciudad de México con Claudia, su pareja. Claudia sabe que María… pero no le importa.

María llega a casa luego de horas de tráfico. Abre la puerta. Nadie la recibe. Claudia está en el estudio mirando fijamente la pantalla de su Mac. Claudia se asoma y dice: “Hello”. El silencio contesta. Agarra el control remoto y se arrana en el sofá. On. Mira MTV. Alza la voz y le grita a Claudia: “Shakira está bien buena”. Esta vez sólo se escucha un “uhmmm... sí”.

Claudia conoció a Karla en Machpoint. Vive en Madrid. María sabe que Claudia… pero… Tiene a Sofía.

Claudia espera que Karla aparezca en el messenger. María se queda dormida en el sofá. Sueña con su próximo viaje de “negocios” a Bogotá.

Claudia y Karla se envían videos caseros masturbándose. Aún no se han visto por Skype. Sueñan con conocerse pronto. Karla sólo chatea durante la noche cuando Carmen está en el facebook leyendo los comentarios del día.

Karla por fin enciende su ordenador. Enseguida se abre la ventana de su messenger y en su pantalla late un ridículo corazón gigante. No puede dormirse al terminar de chatear con Claudia. La cosa se puso hot. Se masturba pensando en ella mientras se filma con su celular. Carmen no se da cuenta.

Carmen ve el perfil de Alicia en el facebook.

Al día siguiente, Claudia ve videos pornos de Karla en su Mac.


Ensayos



Cada vez me gustan más los ensayos.
(Y no hablo sólo de literatura.)


7 de septiembre de 2010

3 de septiembre de 2010

Equidad

 
A todas les regala 

su deseo 

ya muerto.




Imagen en su contexto original

23 de agosto de 2010

Té Chai, por favor



Hoy es domingo. Desayunamos en casa, huevos con jamón y jugo de naranja. Luego fuimos al parque México. Siempre escasean las mesas en el café Toscana. Nos sentamos en la que está cerca de los baños. Paco reniega, quiere la terraza como de costumbre. Me siento y cuelgo mi bolsa en el respaldar de la silla. Él la quita rápidamente y la engarza en un gancho bajo la mesa, Mejor aquí a salvo de rateros, dice. El mesero al fin llega, le toma la orden y se va. Pidió mi té chai y su café cortado. Se para, camina a la barra, agarra el periódico y regresa a la mesa.
Lo miro. Paco pasa con calma las páginas de La Jornada. Se entretiene más en las noticias sobre política. Creo que es poco té para lo que cuesta cada taza, mas no digo nada. Paco me respondería Aquí el periódico es gratis. Llega nuestro mesero. Muero por probar mi chai. Me acerco la taza a la boca.
–Está demasiado caliente– le digo a Paco.
–Menéalo– responde sin mirarme.
–Me aburro esperando.
–¿Y qué quieres que haga?– pregunta sin despegar los ojos del periódico.
–¿Aburrirte conmigo?
–No me distraigas, Elena. Déjame leer.
Le doy vueltas al chai con una cucharita. Fabrico cada vez olas más grandes. Luego pongo la cucharita sobre una servilleta. Persiste la espuma. Es más fuerte, va apropiándose de la servilleta, de su pasivo blanco. Son los efectos del tsunami. Destruye lo mediocre. Crea mundos libres. De pronto me siento demasiado feliz. Los demás tienen razón: una servilleta sucia ya no sirve.
–Es tan amable de llevarse eso– le pido al mesero.
–¿Y ahora qué hiciste?– dice Paco.
–Nada. Todo igual.
Paco continúa leyendo. Una niña pide dinero entre las mesas. La miro con detalle. Hay que hacer tiempo mientras mi chai se enfría un poco. No me gusta el chai taaan caliente, sólo caliente, no pido mucho. Nunca lo hago. Escucho a la niña. Repite mensajes programados cual máquina. Llega a nuestra mesa. Coloca encima su cajita de chicles. Antes de que yo pueda hablar con ella, y que Paco me regañe, el mesero la espanta. Ssshu ssshu. Hace rato hizo lo mismo con un perro. Molestan a los clientes, se explicó.
–Uhmmm, niñas Perro– dije quedito.
–Acá dice que antier mataron a un tipo en el café de enfrente. ¿Tú crees? – alzó la voz Paco.
–Que tal que los sicarios regresan– respondí.
–Estaba el tipo sentado con sus guaruras, se bajaron tres güeyes de una camioneta negra y que le dan de balazos en plena terraza.
–Y si ahora llegan aquí y ajustician a alguien– le digo a Paco mientras veo con horror la nueva servilleta limpia que recién trajo el mesero.
–No inventes…
–¿Me ajustician a mí, por ejemplo? ¿No te gustaría, Paco? Ver cómo matan a alguien que se lo merece.
–Ya deja de decir babosadas, no ves que este gobierno está de mal en peor.
–Ya era hora– digo con tono alegre.
–¿Hora de qué?
– Mi chai ya está en su punto.
Paco habla y habla. Cantaleta murmullo. Acaba con los narcos, con la Derecha y arregla la crisis económica sin moverse de esta mesa. Ahora hojea las últimas páginas del periódico. Se acorta mi tiempo. Hace silencio y yo vuelvo a mi chai. Tomo el primer sorbo. El primero es el mejor, aunque queme. Me fijo en las otras mesas. No hay duda, las mujeres sólo bebemos té chai. Me aferro. ¿Para qué variarle? La monotonía da seguridad. Todas lo hacemos. Miro a Paco de reojo, sigue leyendo. Nada. Aunque pasen los años nada cambia.
Ningún otro té es superior. Más sorbos de chai. Chin, esto cada vez está más frío. La verdad a mí me gusta el té caliente, no hirviendo, sino caliente. Pero cuando algo alcanza la temperatura ideal, un segundo después, ya está frío. Siempre pasa así. Lo quieres caliente y ¿qué sucede? o te lo dan hirviendo y te aburres de esperar o acaba estando frío sin que puedas hacer nada. A veces te pasan las dos cosas, una tras la otra. Maldito karma. Ya para, Elena, me digo a mí misma. El té chai es lo único que necesitas.
Imagino que mi chai está como yo lo quiero. La realidad es una ilusión. Bebo otro sorbo y el té inicia su acto de entrega. Es exclusivamente mío. Cuanto más perfecto lo imagino más perfecto es. Mi fiel chai.
–Qué buen artículo sobre la reforma petrolera. No deja títere con cabeza– murmura Paco.
–Ajá– susurro al instante.
Sigo bebiendo y ya casi puedo ver el fondo de la taza. Levanto la mirada. Inspiro profundo antes de mi penúltimo sorbo revolución.
–Quiero otro café– dice Paco, esta vez mirándome a los ojos.
Lo miro también. Nada pasa. Él sigue leyendo. Yo en lo mío: el último sorbo. El chai salva. Las cosas están mejor. Todo está bien, me digo.
Le toco fuerte el brazo a Paco llamando su atención.
–Nuestras cosas van muy bien, ¿verdad?, al menos van– le digo esperando que reconfirme lo que ya sé.
–Ashhh, todo tengo que hacerlo yo, Elena, ¿y mi café?

"Té chai, por favor", en Revista Shandy, número 7, agosto 2010. Editada en Tijuana, México. Hago público mi agradecimiento a Franco Félix por la publicación de mi cuento. Entra a este enlace y lee la edición digital, págs. 36 y 37. Esta revista se encuentra en venta. La edición impresa está de lujo. Blog de la Revista Shandy


Revista Shandy es una publicación trimestral de literatura contemporánea. Fue fundada en mayo de 2008. Actualmente cuenta con la beca del Programa "Edmundo Valadés" de Apoyo a las Revistas Independientes, 2009-2010. Se trata de una revista que busca generar un diálogo entre el lector y la literatura contemporánea. Sus secciones presentan las novedades editoriales y ensayos de reflexión literaria. Sus colaboradores son de talla local e internacional.

29 de junio de 2010

Nadir

Soy abismo.

(No "lo opuesto".)










               






Ilustración: Fito Espinosa (Perú).
De su muestra: Te llevo en mi universo.

http://fitoespinosa.blogspot.com/

27 de junio de 2010

30 de mayo de 2010

Chat sinBólico

La mayoría terminamos podridas
Siempre José Que quién estará al pendiente de la casa Que los niños
Cinco años sin escribir son muchos
María ya se pudrió
Ni cómo ayudarla
Lo peor es que José cuando tiene hambre no reconoce
Come y come
Le importa un comino que esté podrida
Ná más hinca su diente

Imagen

OJO


NO crear

en domingo

es pecado





Sugiero que

Sugiero que toda persona


 _________ lleve un letrero


 que evidencie su _________


 ante el resto de los mortales.




(Para rellenar.)

Sin imagen. Hoy no es un día imagen.

8 de mayo de 2010

15 de marzo de 2010

"Wonderland" en el Guardagujas


Para visitar la publicación de mi minificción Wonderland publicada en el Suplemento Literario Guardagujas de La Jornada de Aguas Calientes, México, clic AQUÍ
Es una edición especial sobre "Alicia en el país de las maravillas.
Para bajarlo a tu PC completo (la edición quedó hermosa) clic aquí
Públicamente agradezco a Edilberto Aldán por permitirme participar en esta aventura con mi Alicia.

7 de febrero de 2010

Feria del Libro del Palacio de Minería, México DF

JUEVES 25 de febrero, 16:00 hrs, Auditorio 4. Ciclo Escritoras latinoamericanas en Minería. Lectura de narradoras latinoamericanas, con Carola Brantome (Nicaragua), Nadir Chacín (Venezuela), Yamilet García (Cuba-México) y Odette Alonso (Cuba-México). Estaré leyendo algo de mi proyecto literario sobre la violencia de género.

VIERNES 26 de febrero, 18:00 hrs, Auditorio 4. Presentación de “Antología mínima del orgasmo” (Ediciones Intempestivas, 2009), editores Livier Fernández Topete y Héctor Alvarado. Las autoras antologadas son: Amanda Durán, Amaranta Caballero, Amélie Olaiz, Ana Clavel, Ángela Hernández, Ángela Montero, Brenda Ríos Hernández, Carla Zurián de la Fuente, Claudia Guillén, Coral Aguirre, Cristina Rascón Castro Elena Méndez, Elia Martínez Rodarte, Elizabeth Neira, Estrella del Valle, Eve Gil, Francesca Gargallo, Gabriela Aguirre, Gladys González, Glafira Rocha, Guadalupe Ángeles, Ía Navarro, Isabel Gómez, Jane Adcock, Judith Castañeda Suari, Karen Hermosilla, Leticia Herrera, Liliana V. Blum, Lina Zerón, Livier Fernández Topete, Lucía Yépez, Magali Velasco Vargas, María Belmonte, Maricela Guerrero, Martha Baranda Torres, Matilde Pons, Mayra Luna, Minerva Reynosa, Montserrat Hawayek, Nadir Chacín, Odette Alonso, Orfa Alarcón, Patricia Laurent Kullick Reina Marína Rodríguez, Rosina Conde, Sayak Valencia Triana, Tanya Sandler, Teresa Dovalpage, Vizania Amezcua, Ximena Sánchez Echenique y Zaira Espinosa.


Sobre la Feria Página de internet Horarios: Lunes a viernes: 11:00 a 21:00 hrs. Sábados y domingos: 10:00 a 21:00 hrs. Precio de entrada: $ 15.00 público en general. $ 10.00 personas de la tercera edad, maestros y estudiantes con credencial. Niños menores de 6 años no pagan boleto. Oficinas de la Feria, Tacuba núm. 5, Centro Histórico, C. P. 06000. Teléfonos: 5512 8723 y 5521 4687. Fax: 5512 8956 Correo electrónico: feria@mineria.unam.mx