26 de enero de 2011

(B)ye


Los ojos que cuidan dónde están
todos abiertos
mirando el borde de las aceras
anticipan el daño
el próximo asalto
de aguas negras.

Los ojos que abandonan
disfrutan la grieta
el ritual roto.

Los ojos que destruyen
cuanto surge
terminan por no ver.

Los ojos
cámaras debajo de la frente
que asisten cómodas al exterminio.