14/1/20

Ven


::::

Podría abrirte una puerta y verte llegar. Podría empezar a contar las piedras rodantes que se está llevando este río incierto y turbio y en movimiento. Sí podría.
Podría descubrir que las piedras han estado en mi mano todo el tiempo, que el chirriar de las puertas sólo sirve para que entres. Podría dejar que las piedras se multipliquen como los panes y no sólo por hambre, no por angustia de ser piedra ni de ser pan, ni por el milagro de que alguien llegue y te cuente y te coma y te patee para que salgas.
Porque ¿acaso no es suficiente abrir, contar, ver, entrar, salir? Así es como se crean los verbos que siempre son más y vienen juntos. 


::::


Nadir Chacín
[a B.S.]

14/01/2020, Barcelona, España

No hay comentarios.:

Publicar un comentario